31 octubre 2012

APATÍA



Concepto
La apatía (del concepto latino apathia) hace referencia a la desidia, el desgano, la indiferencia y la falta de fuerza. Se trata, en otras palabras, del estado de ánimo impasible que se refleja en la ausencia de ganas o entusiasmo.

Algunos ejemplos donde aparece el término pueden ser: “El boxeador mostró una apatía alarmante sobre el ring”, “Ese disco fue la banda de sonido perfecta para retratar la apatía de la época”, “Deja la apatía y anímate a bailar con nosotros”.

Eso es lo que estoy encontrando desde hace bastante tiempo, con el "miedo" de la crisis mundial y todo lo acontecido en el tema financiero y social; Apatía Total.

Tanto las personas de mi entorno diario como con las que me comunico a través de la Red, sobre todo, una gran mayoría de los emprendedores del Network Marketing, están sufriendo una especie de "Ataque de Pánico" y están paralizados, incapaces de comenzar ninguna nueva actividad que les ayude a salir de la situación de la que tanto se quejan.

Ese sentimiento, que bloquea tu cuerpo y tu mente, que no te deja avanzar y que te hace retroceder, por "miedo a..."

Se dice que es parte de nuestra genética, que lo llevamos en el ADN, pero yo más bien diría, que lo llevamos "implantado" en nuestra Memoria Celular, al ser dominados por tantos años con la política del "miedo", en todos los sentidos y aspectos de la vida.

Se dice que el miedo es tu gran defensa, te pone en alerta y te ayuda a salir de las situaciones más inverosímiles, y en este caso, podemos usarlo como "trampolín" para impulsar nuestro propio beneficio…, y no mañana, sino HOY, es decir, YA!!!!!

Recuerda, el miedo es muy poderoso, pero lo es más la esperanza, y esa, si que no se pierde por nada, hasta el final de los tiempos.

El control de tu vida lo tienes que tomar tú, y nadie más.

Ya es hora de que despiertes, que busques en lo más profundo de tu interior, y obtengas tu respuesta. Quedándote quieto y bloqueado, no vas a llegar muy lejos, te lo puedo garantizar.

El momento de actuar es ahora, y demostrar, sobre todo a ti el primero, que eres ilimitado y que eres capaz de llegar donde te propongas.

¡Esto es la Guerra!, pero no una guerra violenta (como siempre nos han mostrado), sino una guerra interior, con nosotros mismos, con nuestras debilidades y temores, para quitar de nuestra vista y mente, todo lo que entorpece nuestro crecimiento como humanos, para dejar paso a ese poder ilimitado que todos (digo TODOS), llevamos dentro.

Esa confianza en nosotros mismos, en nuestras actuaciones y decisiones, como seres inteligentes que somos, pero que nos hemos dejado arrastrar por lo que "dicen" y lo que nos "enseñan" en los Medios de Comunicación, empeñados en hacer que nos hundamos en la miseria y que nos rindamos…

Estamos delante del mayor reto al que el Ser Humano se ha enfrentado en los últimos miles de años, un reto u obstáculo que nos han puesto delante, en el que tenemos que demostrar que somos más sabios e inteligentes de lo que siempre nos han "marcado".

Me gustan las frases de estos sabios, sobre todo las más cortas, que dicen mucho para lo breves que son, como por ejemplo:

"Para que las cosas cambien en tu vida, tú tienes que dar el primer paso y hacer el primer cambio". 

"La mente es como un paracaídas, sólo funciona, cuando se abre". 

"Si piensas que la aventura es peligrosa, prueba la rutina. Es mortal".

Así que, dicho todo esto y habiéndote "sacudido" para sacarte de tu sueño (aunque más bien lo llamaría pesadilla), tienes 2 caminos a elegir: 
  1. El camino amargo de la apatía, dejadez, abandono, pereza, inactividad, indiferencia, desgana, inapetencia, desinterés, inacción que no te lleva a ninguna parte. 
  2. O ese otro gran camino, lleno de coraje, luz, esperanza, ilusión, anhelo, expectación, fe en uno mismo, confianza, seguridad, convicción, ánimo, optimismo, que es el que te hace despertar y activar esos procesos químicos internos que hace que el ser humano se llene de felicidad y plena satisfacción por vivir y disfrutar todo lo que nos ofrece este maravilloso planeta. 
Para un momento, reflexiona sobre estas palabras y siente el correr de la sangre por tus venas, y demuéstrate a ti mismo, que eres capaz de todo lo que te propongas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada