06 septiembre 2012

ROMPIENDO EL HÁBITO DE FRACASAR



Ante cualquier resultado inesperado, en cualquiera de los ámbitos de tu vida, hay dos posibles actitudes entre las que puedes elegir:


Puedes seguir creyendo que la culpa es de la empresa, del producto, del gobierno o del vecino. O puedes tomar Responsabilidad sobre tu vida y tu destino, y atreverte a Saltar tus Barreras para el Éxito.

Es tu elección. Es tu negocio. Es tu vida.

Cada uno de nosotros, podemos aprender a ser nosotros mismos, y lograr llegar a ser el mejor “yo mismo” que se pueda ser… para esto, sólo se necesita una cosa:
Darse permiso… primero para descubrirlo, después para cambiar lo que necesites.

No es lo que ignoramos, sino lo que sabemos lo que evita que tengamos éxito… Son las creencias, esos soportes sobre los que desarrollamos nuestra vida, las que son fundamentales para entender por qué o por qué no nos funciona algo.

Y como ya sabes, esas creencias no son realmente tuyas, te las programaron otros hace mucho tiempo, por lo que aparte de ser ajenas a tí, están obsoletas, lo que no impide que te limiten igualmente, ya que para ti son ciertas.

Rompe con esas creencias obsoletas…. Rompe el Hábito del Fracaso!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada