14 mayo 2013

LA MENTIRA EN LOS NIÑOS



Las mentiras que puede decir un niño tienen muchos orígenes y razones.
¿Son los padres los autores de esas mentiras?

Los padres, generalmente, se impresionan y los reprenden por la acción. Sin embargo, es bueno que analicen el motivo o motivos por los que su hijo pudo haber mentido y a enseñarles a tratar con la verdad.

Los niños pueden tener muchos motivos que los llevan a decir mentiras. Uno de estos (y el más común) es querer alejarse de un castigo o algo desagradable. Por ejemplo, decirles a sus padres que la maestra no dejó tareas para librarse de los deberes escolares y luego aprovechar el tiempo para dedicarse a jugar. Deben tener cuidado con este tipo de conductas y prestarles la debida atención.

Otro motivo para mentir es su capacidad de imaginación. Recordemos que a cierta edad, la imaginación y la fantasía están en máximo apogeo y por medio de la mentira exponen situaciones que en muchos casos no son reales.

Los padres podrían enseñar a sus hijos a mentir de manera consciente e inconsciente. Una forma consciente es, por ejemplo, enseñarle al niño a decirle al cobrador, cuando viene "Dile que tus papás no están" estando los papás presentes.

El pequeño poco a poco comprenderá que debe mentir en este aspecto.

De la forma inconsciente, los padres enseñan a mentir a sus hijos por medio de sus actos. Luego ellos los imitan. Es clave recordar que los niños son excelentes imitadores de lo que ven a su alrededor. Si usted habla mal de una persona a sus espaldas y de frente muestra todo lo contrario, el niño puede hacer lo mismo, aunque no comprenda por qué lo está haciendo.

Es peligroso

La mentira se vuelve peligrosa en los niños cuando mienten demasiado, se obsesionan en sostener algo que es falso y cuando la usan para hacer daño a otros. Ojo con estas señales. Muchos estudios sugieren que la mentira ayuda a la creatividad en los niños, ya que el mentir tiene una secuencia que los obliga a pensar.

Otras investigaciones concluyen que a los 2 años el 20% de los niños miente y a los 4 años casi todos lo hacen, pero sin la intención de engañar. Es a los 7 años cuando comprenden que mentir tiene un sentido moral. Se encontró que a los 12 años los niños tienden a mentir mucho.

Tenga presente que la mentira siempre existirá, sus hijos no se escapan de eso, por eso conviene usar la razón cuando se les regaña por mentir. Explíquele y hágale entender las consecuencias de la mentira. También es importante que los padres sean acordes con lo que enseñan y hacen, con el fin de no crear ideas contradictorias en los pequeños, que luego les hagan recurrir a mentir todo el tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada